Rutas en coche

El municipio de La Laguna, gracias a su situación en un enclave privilegiado, rodeado de montañas, está lleno de tesoros por descubrir, ofreciendo al visitante la posibilidad de hacerlo o bien a pié, disfrutando del entorno único y característico que nos envuelve; o bien en coche y llegar a lugares tan recónditos como los tradicionales caseríos, que resisten el paso del tiempo, conservando toda la esencia de nuestra tierra y cultura rural.

Algunas de las rutas propuestas lo llevarán del monte a la costa pasando por parajes tan hermosos como las zonas rurales que rodean al conjunto histórico, y de ahí al bullicio capitalino o a la tranquilidad de pasear por las calles laguneras.

En cualquier rincón podrá detenerse y disfrutar de la naturaleza, el mar, la gastronomía, la arquitectura, o la mezcla cultural de lo moderno y lo tradicional.

– La Laguna – La Esperanza – El Teide Esta ruta lo invita a descubrir algunos de los parajes más bellos de la isla, enmarcados en dos lugares declarados Patrimonio de la Humanidad como son la ciudad de San Cristóbal de La Laguna y el Parque Nacional del Teide.

– Ruta por el Parque Rural de Anaga (Anaga entre caseríos y montañas). Recorrido por los caseríos de la zona donde apreciará el ingenio y la necesidad de adaptar el medio de vida al terreno.

– La Laguna – Las Mercedes – Taganana – Playa Las Teresitas.

. Sin duda este trayecto le fascinará por el contraste del recorrido. Tras un paseo por la cultura e historia de la ciudad, se adentrará en los característicos microclimas de la zona de Anaga, para pasar del monte a la playa casi sin darse cuenta.

– Valle Guerra – Tejina – Tegueste. Etnografía y viticultura se combinan en esta ruta. Pasear por la zona rural del municipio es encontrar la tranquilidad y la calma que se respira en los campos de vides cuyos frutos se transforman en nuestros afamados vinos Denominación de Origen Tacoronte – Acentejo

– Santa Cruz – La Laguna  . Abarca un recorrido por la primera capital de la isla tras la conquista castellana, declarada Patrimonio de la Humanidad, San Cristóbal de La Laguna y la actual capital, Santa Cruz.

En las rutas que cruzan el Parque Rural de Anaga debe tener en cuenta que algunas carreteras son estrechas y sinuosas por lo que es conveniente respetar los límites de velocidad. Y no olvide repostar antes de adentrarse en él.

Dada la orografía de la isla y a pesar de poseer un clima muy suave, la influencia de los alisios provoca microclimas que hacen variar las temperaturas en pocos kilómetros de distancia. De abril a octubre se recomienda ropa de verano cómoda y algo de abrigo para la noche. El resto del año, según la temperatura de la zona visitada. Por supuesto en invierno el paraguas es indispensable. Si opta a recorrer alguno de los senderos de la zona de Anaga o las zonas rurales utilice calzado apropiado al terreno.

 

 

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *