Los espacios y coberturas litorales

La costa del término municipal de La Laguna se ubica en la zona inmediata al Macizo de Amaga, reflejándose en forma de un litoral escarpado y afectado por una potente erosión marina. Los grandes acantilados fósiles de Bajamar corresponden a materiales de la época del Pleistoceno, caracterizándose por taludes de derrubio (v.g.: La Barranquera) y depósitos de materiales detríticos.

La parte más baja, ubicada en el litoral de Punta del Hidalgo, refleja importantes coladas volcánicas que han ido ganado, erupción tras erupción, algún espacio al mar y generando un conjunto de paisajes marinos de extraordinaria belleza. Estas dificultades se observan, igualmente en las complejas zonas litorales de Bajamar, Tejina y Valle de Guerra.

En consecuencia, no se dan las condiciones geológicas naturales para disponerse de playas profundas y con volumetrías de arenas suficientes. Sin embargo, todo el litoral de Bajamar y Punta del Hidalgo dispone de multitud de ‘charcos’ y ‘caletas’ asociados a las pequeñas piscinas naturales creadas por la erosión marina.

Además dispone de algunas playas naturales como la Playa de San Juan en Bajamar y la de Jover en Tejina. Los factores volcánicos y las sucesivas coladas, alterada durante siglos por la potente erosión marina, han dibujado un conjunto de paisajes de extraordinaria belleza en las costas de Valle Guerra, Tejina, Bajamar y La Punta.