La Laguna patrimonio de la humanidad

Prepárese para viajar al pasado. está usted paseando por el trazado de una ciudad del siglo XVI. ¿Cómo es esto posible? La configuración de las calles del centro histórico de La Laguna, que quedó definida en esa época, apenas ha sido modificada desde entonces. Se han perdido edificios por el camino, han aparecido otros nuevos y algunos han sido remodelados, pero el esqueleto de la urbe, sus calles y vértices, permanece.

Durante su paseo por La Laguna, mire de vez en cuando hacia arriba. La ciudad ofrece otro recorrido por las alturas en el que se puede disfrutar de un buen número de balcones y ventanales labrados en madera, así como de los característicos tejados de las casas. Estos permanecen a menudo cubiertos por una planta endémica de Canarias llamada verode.