Bajamar

Es un pintoresco núcleo costero situado a 14 kilómetros del centro histórico de La Laguna, en el que se engloban una zona urbana y una pequeña área rural, incluida parcialmente en el espacio protegido del Parque Rural de Anaga.

Zona de veraneo tradicional de los laguneros, en este pueblo marinero, gracias a su excepcional clima, favorecido todo el año por la influencia de los alisios, se puede disfrutar de las piscinas naturales de agua de mar, distinguidas con la bandera azul por la calidad de sus aguas y el cumplimiento de la normativa ambiental en lo referente a infraestructura sanitaria y de seguridad siendo el acceso a las mismas gratuito todo el año. Con su emblemático faro como guía, en torno a ellas se desarrolla la actividad local.

El conjunto se completa con la pequeña playa del Castillo, protegida de los fuertes oleajes invernales del mar norteño por una escollera. De aquí parte el paseo marítimo de Bajamar, una zona accesible que recorre la costa. El paseo se puede prolongar desde la Punta del Viento, junto al Club Náutico, hasta la zona urbanizada Laguna Mar. Y en todo este entorno tan familiar no nos olvidamos de los más pequeños, que también podrán divertirse gracias a los módulos de ocio infantil con que cuenta el pueblo, adaptados y accesibles para todos.

Todo el recorrido está salpicado de numerosos charcos naturales, el Charco Marianes, el Charco La Laja, el Charco Redondo, que tradicionalmente han sido usados por los vecinos de la zona.

En los alrededores son muchos los restaurantes que ofrecen los platos típicos de la gastronomía canaria, rica en esta zona en productos del mar siempre frescos.

Siguiendo la carretera que lleva a Bajamar y en dirección a Punta del Hidalgo, descubrirá la Playa del Arenal, de arena negra de origen volcánico o callaos, dependiendo de la época del año y las mareas, es poco frecuentada por la dificultad para acceder a ella, y sin embargo es elegida por los amantes del surf por el fuerte oleaje en la temporada de invierno. En general toda la costa invita a disfrutar de los deportes náuticos, submarinismo, surf, bodyboard, etc…

En el casco urbano y entre los lugares de interés, destacar la ermita de San Juan Bautista, que es uno de los edificios religiosos más significativos de la zona. La ermita del Gran Poder de Dios, construida por orden de José Domínguez Moreno en 1881 y situada en la plaza del mismo nombre, donde también se encuentra la Oficina de Turismo del Ayuntamiento. Esta plaza se convierte en centro neurálgico de las fiestas patronales que tienen lugar entre el 7 y el 25 de Agosto.

Entre los actos que se desarrollan durante este periodo no sólo destacan los actos religiosos, sino otros de carácter lúdico como el Festival Folclórico de Bajamar de rango internacional desde su VI edición, el festival cubano y especial mención merece la espectacularidad de sus fuegos artificiales.

Los amantes de la naturaleza y el senderismo encontrarán también su espacio ya que desde Bajamar parten varios senderos que le permitirán descubrir el paisaje de una de las zonas geológicas más antiguas de la isla, donde llaman la atención los profundos barrancos y los desafiantes roques.

Le recomendamos el sendero Bajamar – El Moquinal, que se adentra en su tramo final en el Monteverde o el de Bajamar – Cruz del Carmen.

El acceso hasta Bajamar se realiza a través de la TF-13 Carretera Bajamar-Punta del Hidalgo y si utiliza el transporte público la Línea 50, hace el recorrido La Laguna-Tegueste-Bajamar-Punta del Hidalgo.