Arquitectura religiosa

ARQUITECTURA RELIGIOSA

El centro histórico de la ciudad está sembrado de hitos religiosos que van desde pequeñas capillas de cruces hasta los grandes conventos, pasando por iglesias parroquias y ermitas que rodeaban el núcleo urbano primitivo.

Estas construcciones han logrado permanecer a través de los siglos, más o menos transformadas, gracias a que han tenido un uso continuado y han sido lugares de devoción.

Iglesias y Conventos

IGLESIA Y EX CONVENTO DE SANTO DOMINGO DE GUZMÁN

El conjunto pertenece al siglo XVI y es el tercer convento que se levantó en la ciudad. En su sencilla fachada destaca la piedra roja, muy usada en las construcciones tradicionales canarias, y la espadaña del mismo siglo.

La iglesia alberga artesonados mudéjares, importantes obras de imaginería y orfebrería, así como el mural inacabado de Pedro de Guezala y los frescos de Mariano de Cossío.
La casa contigua a la iglesia era el convento que en el siglo XIX se convierte en casa parroquial, cárcel eclesiástica y en Seminario Diocesano. En su interior destaca el claustro y la escalera de piedra.

CONVENTO DE SANTA CATALINA DE SIENA

Convento de monjas de clausura de la orden dominica inaugurado en 1611 con cuatro monjas y un espacio reducido, pero a finales de siglo eran más de un centenar lo que obligó a ampliarlo poco a poco hasta ocupar la manzana entera.

En su fachada sólo destacan las portadas de cantería roja, los escudos de piedra y dos miradores de madera con celosías.

La iglesia está adosada al convento y tiene cubierta de madera y un gran altar de plata con su sagrario, es el lugar donde se expone cada 15 de febrero el cuerpo incorrupto de Sor María, que murió en 1731.

IGLESIA-CATEDRAL DE NTRA. SRA. DE LOS REMEDIOS

Ubicada en pleno centro del casco histórico, comenzó a construirse en 1515 como segunda iglesia parroquial de la ciudad y es declarada Catedral en 1819.Ha sufrido muchas modificaciones conservando únicamente la fachada principal, neoclásica, ya que el resto de la obra es neogótica de principios del siglo XX.

En su interior destacar el Retablo de los Mazuelos en la Capilla Mayor, obra traída de Flandes, el púlpito de mármol de Carrara, así como obras de Cristóbal Hernández de Quintana, Juan de Miranda o Luján Pérez.

IGLESIA NTRA. SRA. DE LA CONCEPCIÓN

Es la iglesia parroquial más antigua de Tenerife. El templo original se encontraba junto a la antigua laguna pero en 1515 se trasladó a su ubicación actual.
Ha sufrido numerosas modificaciones, su nave central y las laterales son del siglo XVI mientras la cabecera es del siglo XVII.

La iglesia no tiene una fachada principal elaborada y su elemento más representativo es la torre de finales del siglo XVII, símbolo representativo de la ciudad.
Entre el rico patrimonio histórico artístico que alberga destacar los artesonados, el púlpito de madera, el retablo de la capilla de Ánimas y la pila bautismal en la que bautizaron a los guanches conquistados.

IGLESIA Y EX CONVENTO SAN AGUSTÍN

Los frailes agustinos acompañaron a los conquistadores de Tenerife y fue la primera gran orden que se asentó en la ciudad en 1506.

El edificio conserva muchos elementos de su construcción original, aunque se han añadido otros como la torre de la fachada o la iglesia anexa del siglo XVIII, posteriormente destruida en un incendio en 1964.

Destacar el claustro interior, uno de los mejores ejemplos de claustros renacentistas de Canarias, resaltando los capiteles de la planta alta, tallados por los propios monjes.
Fue la primera Universidad de Canarias y posteriormente único centro de enseñanza secundaria de la región. Por ella pasaron personajes ilustres como Benito Pérez Galdós, Óscar Domínguez o Juan Negrín.

IGLESIA DE NTRA. SRA. DE LOS DOLORES

Integra, con el antiguo hospital, el conjunto arquitectónico levantado en el siglo XVI en la esquina entre las calles de San Agustín y Juan de Vera por Martín Jerez. La portada de la iglesia, tallada en 1660, está formada por un arco de medio punto del que arranca una columna enroscada. En su interior, de una sola nave, se puede contemplar su altar mayor, con un interesante retablo policromado.

CONVENTO DE SAN JUAN BAUTISTA O DE LAS CLARISAS

Fue el primer convento femenino establecido en Canarias en 1577.
En 1967 un incendio destruyó casi todo el edificio y su reconstrucción es lo que apreciamos hoy en día. Destacan sus altos y sobrios muros exteriores así como su ajimez o mirador y la fachada de la iglesia con ventanas enrejadas y dos portadas de cantería roja, que además posee un artesonado mudéjar con un relieve de talla dorada en su centro que representa a San Francisco y Santa Clara.

CONVENTO DE SAN FRANCISCO Y SANTUARIO DEL CRISTO

Fundado por la orden franciscana, comenzó a edificarse en 1506 gracias a las limosnas de los feligreses, lo que demoró su terminación, aunque ya en el siglo XVII dispuso de una capilla mayor diferenciada y cuatro laterales.

En 1810 un incendio lo destruyó casi por completo. La iglesia tiene la categoría de Real Santuario y en ella se encuentra la imagen del Santísimo Cristo de La Laguna, una de las tallas más veneradas en Canarias y de las más importantes de estilo gótico y origen flamenco. Destaca el altar de plata repujada traído de Hispanoamérica.

IGLESIA DE SAN MATEO APÓSTOL (PUNTA DEL HIDALGO)

Es la primera ermita que se edifica en honor a San Mateo Apóstol y data de 1677 aunque posteriores reformas y ampliaciones la irán transformando en la iglesia parroquial que existe actualmente. El característico color rojo de su fachada se debe a las piedras extraídas para su construcción en Bajamar y Jardina. Su peculiaridad radica en que no se venera una imagen sino un cuadro del Apóstol San Mateo, enmarcado en un marco de plata donada los vecinos, lienzo que está fechado en 1611 y que fue hallado por unos pescadores en una cueva de la localidad.
Es la única iglesia de toda la diócesis dedicada a este santo.

IGLESIA DE SAN LÁZARO

Este primitivo templo cuenta con referencias históricas que se remontan a los años iniciales del siglo XVI. Su importancia religiosa y cultural está ligada al contexto espacial como centro de referencia de una zona esencialmente agrícola en el área de San Lázaro. Los vecinos de San Lázaro fabricaron entre 1505-1510 una rústica ermita al santo en el llamado camino viejo de la Villa.

IGLESIA DE SAN BARTOLOMÉ DE TEJINA

El templo empezó como simple ermita, probablemente a finales del siglo XVI, dada la lejanía de la localidad con respecto a la iglesia de La Concepción de La Laguna. El edificio actual deriva de aquella, pero con numerosas transformaciones.

Capillas urbanas, Capillas de Cruces

El origen urbano de estas edificaciones religiosas se remonta al siglo XVIII y principios del XIX. La mayoría se vincula al culto a la Santa Cruz, que ya comenzó a arraigar en la ciudad siglos antes con la llegada de los conquistadores. De ahí la denominación de Capillas de Cruces. Su naturaleza es urbana y algunos gremios de la ciudad promovieron su construcción para que albergaran la cruz devota de sus cofradías.

Son edificaciones sencillas, generalmente de planta cuadrada y muy pocas presentan ventanas.

CAPILLA DE LA CRUZ DE LOS PLATEROS

Su construcción fue promovida en el siglo XVIII por el gremio de los plateros de la ciudad para albergar la “Cruz de los Plateros”, una cruz chapada en plata repujada. Abre sus puertas el día 3 de Mayo, día de la Cruz.

CAPILLA DE LA CRUZ VERDE

Debe su nombre a una cruz de color verde que estuvo fijada a la pared, a sus pies, en un banco de piedra fue encontrado el cadáver de un joven caballero de Santa Cruz y es por ello que los antiguos propietarios de la casa contigua levantaron esta pequeña capilla. Alberga una cruz de plata con adornos en pan de oro y elementos de la orfebrería lagunera.

CAPILLA DE LA SANTÍSIMA TRINIDAD

La capilla, que pertenece al conjunto formado por la casa Peraza de Ayala, está situada a su derecha y conectada con la vivienda. Ha sido usada por la familia para sus servicios religiosos. La advocación de esta capilla ha dado nombre a la Avenida de la Trinidad.

CAPILLA DEL CALVARIO DE SAN LÁZARO

Originariamente los vecinos fabricaron una rústica ermita en el camino viejo de la Villa pocos años después de la conquista. En 1535 fue derribada y trasladada al lugar que ocupa actualmente por el conquistador Pedro de Vergara.

Siempre fue un edificio pobre y de pequeñas proporciones hasta su ruina en 1857 aunque años más tarde, y gracias al tesón del mayordomo, Fray José María Arguibay, fue reedificada. De las imágenes que custodia, destacar la titular así como un óleo de la Virgen de Candelaria del siglo XVIII.

CAPILLA DE LA CRUZ DE RODRÍGUEZ MOURE

Construida por el labrador lagunero Diego Hernández de Villavicencio, tras su muerte la capilla se cerró a comienzos del siglo XIX por falta de mantenimiento de los herederos de Don Diego.
En 1841 se reconstruye y se reabre gracias al presbítero José Rodríguez de Moure, que incrementó notablemente el patrimonio artístico de la capilla y la devoción de los vecinos a la Santa Cruz.
Constituida por una única dependencia rectangular, con cuatro muros de adobe y piedra y cuyas paredes interiores están cubiertas con tela de seda confeccionada en Santa Cruz de La Palma y procedente del antiguo hospital lagunero de San Sebastián.

La cruz actual es de madera pintada con terminaciones de plata en sus extremos.

CAPILLA DE LA CRUZ DE LOS HERREROS

A pesar de los pocos datos que existen sobre ella, se sitúa su primitiva ubicación en medio de la vega lagunera, siendo trasladada a su lugar actual en 1810, por parte de D. José Amaral.
Formada por una única dependencia rectangular y características similares a otras capillas, dos de sus lados permanecen ocultos por estar unidos a edificaciones contiguas.
El interior es bastante austero y no existe ninguna obra mobiliar, pictórica o escultórica, a la que referirse, siendo por tanto la cruz la que se lleva todo el protagonismo, superando en calidad incluso a las restantes capillas de la parte baja de la ciudad.

La particularidad de la cruz radica en que sus travesaños son octogonales, cubiertos enteramente de plata repujada.

CAPILLA DE SAN FRANCISCO

También conocida como Capilla del Cristo o de Amaral. No se sabe con exactitud si en su origen albergó imágenes, actualmente sólo conserva la cruz que pertenece a la tipología de Cruz del Antiguo Testamento o de San Antonio, realizada en plata revestida por chapa de plata repujada y sobredecorada. Lleva tres clavos donde figura que su hechura se llevó a cabo en el siglo XVIII. El resto de la ornamentación se completa con el sudario.

CAPILLA DE LA VIRGEN DEL CARMEN O “DE LA HOYA” (PUNTA DEL HIDALGO)

Esta singular capilla construida en 1925 en honor a la Virgen del Carmen de la Hoya ha sufrido varias reformas, inicialmente tenía cúpula y campanario que fueron eliminados y sustituidos por una cruz. Llama la atención que la puerta y los laterales son de cristal. Actualmente está pintada con los colores tradicionales, azul añil y blanco.

Ermitas

Existen numerosas ermitas repartidas por todo el municipio y sus orígenes se remontan a épocas de la conquista, cuando el primer adelantado, Alonso Fernández de Lugo, da orden de erigir una serie de templos y ermitas para favorecer la expansión de la fe cristiana. En muchos casos su construcción estuvo vinculada a determinados acontecimientos históricos como batallas, epidemias, o promovidas por familias adineradas.

ERMITA DE SAN MIGUEL

Edificada en 1506 por orden del adelantado Fernández de Lugo bajo la advocación del Arcángel San Miguel, Santo Patrono de Tenerife y co-patrono de La Laguna. Se ideó como panteón familiar pero nunca se usó para ello. En el siglo XVIII se reedifica estableciéndose las dimensiones y aspecto actual. Hoy en día se utiliza como sala de exposiciones.

ERMITA DE NTRA. SRA. DE GRACIA

Situada fuera del casco de la ciudad algunos autores afirman que fue la primera ermita que se construyó en piedra en la isla. Se funda a finales del siglo XV por voto de los conquistadores al ganar la batalla de Acentejo contra el pueblo guanche en 1494. Poco queda de la primera construcción, pues sufrió numerosas modificaciones a lo largo de los siglos. Siempre fue un lugar de paso y reunión hasta que en 1929, con la llegada de las monjas Oblatas se cierra todo el terreno con elevados muros y se adosa el convento actual y un internado, con lo cual pierde importancia y carácter público.

ERMITA DE SAN ROQUE

Está situada en el barrio del mismo nombre, en las montañas que cierran la ciudad por el este. Fue levantada en el siglo XVI para rendir culto a ese patrón, protector contra las epidemias de peste. Tras la restauración acometida en 1991, el edificio y su entorno se han convertido en un lugar muy visitado, entre otras cosas por la excepcional vista de La Laguna de la que se puede disfrutar.

ERMITA DE SAN CRISTÓBAL

Está en la plaza del mismo nombre, también conocida como La Milagrosa. Dedicada al patrón de la ciudad se comenzó a construir a comienzos del siglo XVI, aunque las sucesivas reformas a lo largo de cuatro siglos hicieron que la edificación original desapareciera. La actual corresponde a 1923, aunque conserva algunos elementos originales, como su arco interior de cantería roja.

ERMITA DE SAN DIEGO

El antiguo convento de San Diego del Monte fue fundado por mandato testamentario de don Juan de Ayala en 1615. Durante todo el siglo se suceden los pleitos entre franciscanos y dominicos por la construcción y disfrute del mismo.

A lo largo de los siglos XVII y XVIII se realizan múltiples reformas por deterioro e insalubridad como recinto monacal.

En 1812 se desamortiza y el Ayuntamiento de La Laguna trata de convertirlo en hospicio, pero finalmente es subastado pasando a ser residencia familiar. La iglesia no ha sido reformada y en la actualidad está cerrada al público.

ERMITA DE SAN JUAN BAUTISTA (BAJAMAR)

La ermita de San Juan Bautista forma parte de una finca histórica y de cierta importancia de la localidad de Bajamar.

Data de 1628 y estuvo bajo el patronato del gobernador y Capitán General de la provincia de Canarias, sobrino de las hermanas fundadoras María y Catalina de Vargas, hijas de Agustín Rengifo de Vargas. Después de la segunda mitad del siglo XVII, pasó a ser herencia y patronato de la familia Tabares. De reducidas dimensiones, forma cuadrangular, muy baja, y con techo de madera; la imagen titular es de talla y de la época de su fundación.

ERMITA DEL GRAN PODER DE DIOS DE BAJAMAR

Se localiza de camino a la orilla del mar, dentro de la propia localidad de Bajamar. Es moderna, construida en 1881 por Don José Domínguez Romero y su esposa. Sirve de filial de la iglesia parroquial de Punta de Hidalgo, desde 1960.

ERMITA DE SAN BENITO ABAD

La ermita se funda en 1532 dedicada a San Benito, patrón de los agricultores, a petición de los vecinos, ya que por esas fechas se perdieron muchas cosechas. El gremio de labradores estará a su cuidado, y su construcción lenta y a base de limosnas termina en 1554. El conjunto destaca por la gran amplitud de su planta rectangular y por los elementos de piedra situados en el exterior. El aspecto actual es consecuencia de las intervenciones realizadas a lo largo de su existencia.